Quieres seguirme?....

martes, 4 de agosto de 2015

¿De vacaciones?

De repente un día conoces a alguien por, ¿casualidad?, no, el otro día leía una frase en la que la palabra "casualidad" era eliminada y sustituida por "lección" o "bendición".




Cuando te relajas y dejas que las cosas fluyan es cuando, de verdad, la vida cobra sentido. Sólo hay que tener los ojos bien abiertos y empaparse de todo lo que te rodea, del viento, el sol, una tormenta de verano, el olor de la tierra mojada, el fresquito del durante y el después y deleitarse cada milésima de segundo de cada cosita que nos aportan estas sensaciones.






La energía fluye hacia adentro y hacia fuera que es como, creo, debe de ser. 
Hay momentos en la vida en la que necesitas encontrate a ti mismo, pues bien, eso me ha ocurrido a mi desde que empezó el año. El trabajo me ha dado una estabilidad que ni yo me creo aún, después de esta mala época que casi todos en este país hemos sufrido, llegó la tan esperada llamada de que por fin, me habían elegido. !Ya tenía trabajo!. Gracias al apoyo de los que me rodeaban, mis padres, mi pareja y amig@s pude superar tantos y tantos meses de angustia y soledad interna, de incluso llegar a, casi, perder lo último que dicen se pierde, la esperanza. Por supuesto, y casi en primer lugar la fe, yo soy muy creyente y todo lo que te aporta el tener fe creo que es fundamental para seguir en pie y adelante, por lo menos a mi, insisto. Es tan delicado hablar de estas cosas hoy en día...





Por el camino encuentras siempre a personas que te van guiando, que te aportan y que si no es asi, te ayudan a aprender a gestionar la negatividad que te puedan transmitir, en cordialidad, siempre y creo que con el arma fundamental: la sonrisa. De esta manera consiguen que seas mejor persona. Gracias...


Qué poder tan grande tiene sonreir, aunque no te apetezca... todo gira de golpe y se transforma.

Cuando te vas sintiendo encajar en donde sabes que quieres y debes estar, el día a día se lleva de otra manera. Me hablaban de que qué poco faltaba para irme de vacaciones... ¿vacaciones?, decía yo. "Ah sí",de verdad que ni me había parado a pensar. Creo que tengo suerte, estoy a gusto donde estoy y me río, lo paso bien y me siento parte de algo. Pero, sí, vale, vacaciones. Y en ello estoy.



Alguien muy especial me ha dado un toque y me ha animado a escribir de nuevo, ya que como veréis, llevaba tiempo sin pasarme por aquí.

Llevo quince dias intentando descansar y creo que es ahora cuando lo estoy consiguiendo. Por primera vez parte de mis vacaciones las he dedicado a labores varias pero bueno, que de alguna manera me hacen sentir bien por dentro porque a parte de para mi es trabajo hecho con el corazón por y para las personas a las que más quiero en este mundo; mis padres. Con lo cual creo que el balance, hasta ahora, es: cansancio+ satisfacción. Espero poder añadir el día 17 de agosto que es cuando vuelvo, la palabra "descanso".

De alguna manera todo lo que realizamos nos aporta algo,aunque nos agote y nos hace crecer y encajarnos y avanzar.
Hablar con amigos y que te motiven de nuevo a ponerte en marcha es algo que me ayuda, a veces todos necesitamos un "toquecito" o un "empujoncito" para despertar y ponerte las pilas de nuevo. Así que gracias, eres una estrella en mi cielo.

Renovar la casa, plantar flores, escuchar música, sentarte con tu hermana a leer sin a penas hablar de nada, donde el silencio no incomoda, pasear por el campo, por la playa, sentarte a pensar, regar un jardín, tumbarte encima del agua y dejarte llevar, reirte con los amigos y recordar viejos tiempos... y además es económico y los resultados son sanadores. Vamos, muy recomendable.





Me vuelvo a sentar y a retomar lo que me me calma, escribir en mi blog en vacaciones, sin horarios, sin prisas y donde quiero estar, en mi casa, en la sierra lugar de inspiración, aquí al lado de la menta y la albahaca, que con un golpe de brisa, desprenden sus aromas tan relajantes.









Tengo suerte, lo sé, y voy a aprovecharla. Y no os olvidéis de sonreír, siempre. 



SEFM
En días como este, es difícil
encontrar una salida.
Me siento tan asustada,
mejor me quedo en la cama,
trazando un plan para cambiarme a mí misma.

Sé lo que quiero,
lo que no sé es cómo llegar hasta ti.
Oh no, mis piernas parecen dos troncos
cada vez que intento bailar,
y mi corazón parece una piedra,
y todo lo que oigo son palabras sin sentido.

No vayas detrás de algo que no puedes atrapar,
no vayas mostrando algo que nunca tuviste,
oh no, oh no, no,
ahuyentaré mis miedos.
Teniendo uno de estos días,
el sufrimiento viene para quedarse.

Hay momentos en los que creo
que nunca cambiaremos,
que solo podemos fingir
durante un par de días o tres.
#bedifferent


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario