Quieres seguirme?....

lunes, 29 de febrero de 2016

Madrid, Madrid, Madrid....

No sé que tiene esta ciudad que, con o sin necesidad, los paseos por ella son terapeúticos.
Hoy he tenido el impulso de salir y, como os prometí, me he dado un laaargo paseo por la calle Fuencarral, la calle de Las Infantas, la calle Barquillo y la calle Prim hasta llegar a casa por la Plaza de Colón y la calle Goya, para enseñaros los locales que más me gustan.

Una de mis tiendas favoritas es esta: Kling. Su estilo propio me cautivó hace mucho tiempo cuando la descubrí, por primera vez, hace unos 10 años cuando vivía por este barrio.




Un poquito más adelante (dirección Gran Vía), no viene mal tomarse un aperitivo para coger fuerzas y que mejor sitio que El Mercado de San Ildefonso.



Paseando hay taaanto que ver. He caminado esta calle cuando el tráfico pasaba por aquí y desde que la hicieron peatonal ha ganado más. No me canso porque es cambiante, con mucha mezcla de ambientes, moderna y a la vez tradicional.

Aquí podeis verlo en una capilla donde encontramos un mercadillo solidario con las puertas abiertas al nuevo mundo que vivimos. Esta capilla suele estar cerrada y cuando paso por allí me asomo a sus pequeñas ventanas para saludar.



Uno de los lugares emblemáticos de esta calle se cerró ya hace un tiempo, el Mercado de Fuencarral, lugar de referencia para los madrileños y para los que venían de fuera. Sin duda alguna era una visita obligada. 

Esta calle está plagada de tiendas, los portales de las casas....!apenas recuerdo haberme fijado en ellos o haberlos visto!.





Hay una tienda relativamente nueva que me encantó. Es diferente por diseño y la ropa es algo pequeña en tallas pero hay cositas interesantes.


Y como no, no podía faltar la música. Es raro pasear por aquí y no ver a un grupo de calidad versionando a los Beatles o cantando música Gospel como en el post de hace unos días. Y sí, cantan muy pero que muy bien.


Es en este momento cuando decido girar por la calle de Las Infantas, a lo lejos veo el hotel Room Mate Oscar ubicado en la Plaza de Vázquez de Mella, 12 referente de modernidad en este barrio. 


Llegados a este punto los locales van quedando atrás y empezamos a ver lugares acogedores donde comer, tomar una caña, un vino, un café calentito o una infusión con un bollito, cerca de los ventanales mientras llueve fuera o simplemente resguardarte del frío que hace hoy en Madrid.



¿Sabeis algo muy típico de Madrid?. Tic, tac, tic, tac... bingo, !los atascos!.

Pero bueno, para eso están las bicis, aunque yo no soy muy partidaria de usarlas en una ciudad que considero que no está adaptada para ellas. Madrid es una ciudad de tráfico nos guste o no.



Seguimos adelante y tras ver alguna tienda van ganando terreno los bares.
Estas calles son un museo de gastro bares lindísimos que invitan a entrar, algunos son más grandes otros más pequeñitos pero están decorados con un gusto exquisito manteniendo el encanto del Madrid castizo o algunos más modernos.







Sin duda alguna podría llenar este post de fotos y más fotos porque no hay lugar que no se la merezca pero os he seleccionado algunos lugares favoritos.

Un consejo, piérdete si vienes por Madrid 
porque a veces lo necesitamos, y terminarás encontrándote. 
Esta frase es mía ;) porque así lo siento y porque así es.





#bedifferent #behappy

jueves, 18 de febrero de 2016

Mi Polaroid

Siento haber tardado tanto en aparecer pero he estado algo liadilla por cambio de trabajo.
El caso es que aquí estoy y vengo a contaros algo que me llena de ilusión por el amor que tengo a la fotografía.

Es un mundo muy vasto y entiendo que puedo conocer una mínima parte de él, pero lo que sé y conozco me llena y me hace querer saber más y más.

El otro día sentada en casa mientras desayunaba, recordé que tenía olvidada una cámara Polaroid, pero...¿por qué?. Se me encendió la bombilla y me lo pregunté una y varias veces. No podía entenderlo. Tengo una cámara Polaroid y no la utilizo.

Pues allá que fuí a rescatarla del armario donde estaba guardadita con su caja y librito explicativo y la "resucité" de su "muerte" sin sentido.

Los que entendáis un poquito de esta cámara sabréis que hace un tiempo se retiró la fabricación a un alto nivel del papel fotográfico que se utiliza.
Eso supongo que ha hecho que los amantes de la fotografía, y más de estilo vintage, como es en este caso, no nos hayamos conformado y hayamos querido reivindicar que eso no podía ser así, que la Polaroid no podía ser desterrada de esa manera, que queríamos que siguiera en nuestras vidas.

Como cabezota que soy me metí en internet a buscar un lugar en Madrid donde hacerme con papel fotográfico para mi Polaroid 600 af.

Aquí os la presento:



!Y lo encontré!. Los que queráis empaparos bien del arte de las cámaras Polaroid y otros modelos antiguos podéis ir a AlanStudio 
Están en la calle San Marcos, 42 de Madrid y de paso os dais un paseo por la zona que es preciosa.

Me cuesta entender por qué de repente quieren terminar con un clásico y al poco sacan un modelo similar, la Instax que funciona de la misma manera sólo que con un formato de papel fotográfico más pequeño. No sé... misterios sin resolver.

El caso es que una vez allí, en el universo de las cámaras que más me impresionan, me encontré con su dueño que me dio, muy amablemente, un mini curso de cómo utilizarla y sacarle mejor provecho.
Si os metéis en el link, podréis ver que tienen talleres y además hacen fotos para eventos. Ahí os lo dejo para que le echéis un vistazo.

Desde mi opinión personal una foto hecha con Polaroid es más íntima que las que se realizan con cualquier otro tipo de cámara. A parte de querer elegir de una manera más especial los temas, una vez apretado el "click" tienes que "abrazar" la foto para que su revelado sea mejor, preservándola de temperaturas bajas y luz intensa mientras se va revelando la imagen. Para mi eso de "darle calor", y no vale con un secador u otra fuente, es algo que completa el sentir de cuando te metes en tu mundo para plasmar algo que deseas mostrar a los demás, originalidad, arte, sentimiento, composición... 

Aquí os dejo algunas fotos hechas con mucha ilusión y cariño con la idea de crear algo nuevo y mostraros para que os sirva de inspiración. 








Feliz resto de semana.







miércoles, 3 de febrero de 2016

Cassandra Calin

Ya os hablé en un post anterior sobre el descubrimiento de "Moderna de Pueblo". Totalmente recomendable. 
Gracias a ella he podido descubrir a alguien que tiene mucho en común conmigo y en general con las mujeres.
Ella es Cassandra Calin.






 ¿Que qué tenemos en común?, !el pelo rizado!.Jajajjaja. Sí, si la leeis os dareis cuenta de que muchas de sus viñetas están plagadas de situaciones reales que vivimos las que tenemos el pelo rizado: “Dibujo cómics inspirados en mi vida y mis experiencias. Disfruto riéndome de mis rarezas y despotricando sobre mis estúpidas desgracias, como haber nacido con el pelo rizado.”





De verdad que, a parte del talento que tiene esta mujer, el encontrar puntos en común con una misma hace que te guste más. 

Pero no sólo es este tema. Las mujeres vivimos intensamente todo y las anécdotas que generan cualquier situación en el día a día no sabe plasmarlas nadie mejor que ella.




Me hace mucha gracia cuando le cuento a alguien que tengo el pelo rizado e inmediatamente me dice: "!qué suerrrrte!". Perdona querida, tú no sabes lo que es y, por tu bien, no quieras saberlo.
Aquí tenéis un ejemplo de cómo Cassandra lo caricaturiza.



¿Y cuando te haces un selfie y de repente te ves con la cara totalmente ahuevada y con los rasgos, tipo nariz, ojeras o frente, acentuados?. Como dirían en la revista Cuore: "Arrrrghhhh". Jajaja.



Y cuando procedemos a alisarnos el pelo mechón a mechón y tardamos lo que no está escrito y sudamos y hasta hacemos brazo...eso que nos ahorramos en el gimnasio... y aún así te queda algún rizo suelto por detrás al que irremediablemente no llegabas con el cepillo... Ah, y reza porque a nadie se le ocurra sentarse en una de esas terrazas que sueltan vapores para referscarte en verano. Definitivamente preferiré morirme de calor.





Os la recomiendo sin duda alguna porque, a parte de haceros reir, podréis llegar a hacer terapia con sus dibujos porque los recordareis y os reiréis de vosotras mismas cuando os pasen estas locurillas.

Podéis seguirla en instagram en: @cassandracalin y en su pagina de facebook: C. Cassandra


#bedifferent and #behappy

Hasta la próxima.