Quieres seguirme?....

miércoles, 25 de mayo de 2016

Instax Mini 8

Y por fin llegó el día en el que puedo contaros mi experiencia con la Instax Mini 8 !Pink!.




Ayer recibí el papel fotográfico que pedí a través de Aliexpress ya que, aunque tardan un poco más que si lo comprara en una tienda, es bastante más económico.




Tengo de compinche al conserje de casa, Roberto, que es un amor de persona y ayer nada más verme hizo que le siguiera hasta llegar al armarito donde me guarda tooodas las cositas que espero con tanta ilusión. 

Cuando me dio la cajita embalada que contenía los cartuchos para estrenar la cámara, no pude más que acelerar el paso para subir a casa y estrenarla.



Es súper sencilla de utilizar y, en comparación con la Polaroid que tengo, y de la que ya os he hablado en otro post, es estéticamente diferente, los colores son más llamativos, el formato del papel fotográfico es más pequeño y la calidad del revelado es mucho más rápida y mejor.

Funciona con dos pilas LR6 AA 1,5 V y el soporte, donde vienen los 10 papeles fotográficos, se inserta, fácilmente, por la parte trasera de la cámara siguiendo las indicaciones para colocarlo correctamente.
Una vez hechos estos primero pasos, estamos listos para empezar a utilizarla. 

La primera pulsación no te dará una fotografía ,verás salir una lámina de color negro que viene a ser como la apertura del carrete o  soporte donde vienen las diez láminas fotográficas. Éstas saldrán por la parte superior de la cámara por una ranura, a diferencia de las Polaroid antiguas que salían por la parte inferior.

La cámara tiene un sensor que detecta la posición correcta del objetivo (tiene varias opciones dependiendo de si estás en un lugar cerrado o en exteriores) y se muestra con un indicador luminoso anaranjado. Esta opción te da pistas de cómo tomar correctamente la foto y que no salga sobre expuesta, sobre todo en los casos en los que la luz solar es intensa o con poca luz en el caso contrario.

Normas básicas del revelado con este tipo de papel fotográfico una vez tengas la foto en tus manos:

- no exponerlo a fuentes de calor como un secador o similar para intentar avanzar el proceso del revelado. 
- no exponerla a los rayos solares o a fuentes de luz intensas.
- tampoco poner nada encima de la fotografía tomada.
- tener paciencia hasta que se revele. Suele tardar, para conseguir un revelado óptimo, un máximo de 3 minutos. Esto es parte del encanto de estas cámaras.
- ah, y totalmente prohibido poner los dedazos sobre la imagen.


También recibí un álbum, que pedí, adaptado al tamaño del papel de esta cámara. Es una monada y me gusta volver al formato de antaño de cuando revelamos las fotos en la tienda y las guardábamos en los álbumes. Seguro que muchos sonreís al leer esto...




El otro día leía información sobre la cámara que me ha conquistado y me hizo gracia cuando llegué a una parte que decía algo así como que no esperásemos ver la foto como cuando las hacemos en el móvil o en una cámara digital y que podemos borrar al instante para volver a tomarla y salir bien, no, no, en este caso debes de pensar muy bien lo que quieres plasmar a través del objetivo y, después de tenerlo muy claro, apretar el botón, a partir de ahí ya no hay vuelta atrás.

Yo he vivido las dos cosas y, claro, entiendo que lo expliquen para las nuevas generaciones que no conocieron ese formato.

Está claro que se cumple la frase de "todo vuelve" y me alegra que eso ocurra.
¿No os pasa que cuando veis la serie de "Cuéntame" la ropa no os parece tan desfasada de lo que se lleva ahora?. A mi me ocurre porque me encanta ese estilo ochentero y años noventa que ahora depuramos y actualizamos pero que " ha vuelto".

Otro claro ejemplo es este, la vuelta al formato del revelado instantáneo que creó Polaroid, un referente en la historia de la fotografía sin duda alguna.

Gracias una vez más por leerme.
#behappy #bedifferent #beyourself