Quieres seguirme?....

lunes, 31 de julio de 2017

El tiempo.

Y, ¿qué es el tiempo si no lo llenas con lo que quieres y deseas?... un simple tictac o una mirada al teléfono o a un reloj digital donde encuentras espacios de tiempo vacíos.

Pasan los segundos, los minutos, las horas, los días, las semanas, los meses, los años y así sin poder evitarlo.
Y te sientes como cuando extiendes los brazos y el cuerpo sobre el mar y vas dejándote llevar por la marea.


Y miras al cielo y respiras hondo y dices: estoy aquí, pero en un rato no sabes dónde estarás. Tal vez sana y salva en la orilla o tal vez a la deriva... ¿cuántas veces has ido a ponerte a flotar de pie y no has tocado el fondo y te agobias y sientes un vacío y miras a tu alrededor y no hay nada?. Gritas desesperado porque no hay nadie alrededor que te consuele, que te de la mano, que te ayude a salir de toda el agua que te inunda y te falta lo que más necesitas, lo que conoces y has dejado pasar... y ya no está.

Y los nervios se apoderan de ti y empiezas a hundirte más y más hasta que tus pies tocan fondo, tu mente se queda en "off" y cuando ya crees que está todo perdido sientes el pie en el fondo y tomas impulso hacia arriba y saltas hacia fuera... y respiras y empiezas a nadar con fuerza, a buscar la orilla, a buscar tierra firme, a empezar de nuevo. 



Hay vidas que superan con éxito las fases de la vida y otras vidas que siguen a la deriva durante mucho tiempo, pero cualquier vida a la deriva acaba sintiendo el fondo en el pie, porque todo depende de nosotros de la fuerza con la que salgamos a tomar aire, de las ganas que pongamos en nadar y llegar hasta la orilla...


Y llegas agotado, preguntándote: ¿cómo ha podido pasar?, orgullosa de la fuerza que tienes y desgastada, pero con vida.

Y te das otra oportunidad...

¿Qué es el tiempo si pasa y no se aprovecha?. Ahora estamos aquí, pero ¿y mañana?, ¿y si las personas que amamos mañana no están para nunca más?. Si no vuelves a abrazarlas, a verlas ... no están más. 

Creemos que vivimos eternamente y malagastamos mucha vida y la vida es el mayor regalo.

El tiempo se convierte en enemigo cuando lo desaprovechamos y decimos: "ya lo haré", "ya te veré" y dejamos pasar las cosas importantes. No lo permitas...

Piensa... el TIEMPO que tienes es tu VIDA.